En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te informamos que este sitio Web usa Cookies para su funcionamiento.
Acepto + información
El sitio web www.verisalud.com ha sido desarrollado para una correcta visualización en navegadores moderno. + información
Valora este artículo

Valoración: 2.9 con 50 votos

TOC | Tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo

Jack Nicholson en 'Mejor... Imposible', con su manía de tener que pisar siempre el centro de las baldosas y nunca las juntas, o Lena Dunham en 'Girls' y su pulsión por tener que repetir todo 8 veces, son algunos de los ejemplos de trastornos obsesivos compulsivos que hemos podido ver reflejados en cine o en televisión. En la vida real, famosos como David Beckahm también han admitido sufrir un TOC. Para el futbolista, es imperativo que todo esté ordenado a pares y en línea recta.

Son ejemplos de la problemática a la que se enfrentan en su día a día las personas que sufren algún TOC (siglas de Trastorno Obsesivo Compulsivo). Los ejemplos antes citados son manifestaciones leves de un problema de ansiedad que puede llegar a causar unos niveles de malestar muy elevados en las persones que lo padecen.

Qué es el Trastorno Compulsivo Obsesivo

El TOC es un problema de ansiedad que aparece comúnmente en la adolescencia o principios de la edad adulta y que se caracteriza principalmente por la presencia de obsesiones y compulsiones que causan un malestar significativo en la vida de la persona.

El núcleo del TOC son los pensamientos obsesivos, es decir, el tratamiento obsesivo de cualquier asunto aparentemente sin importancia que obliga a los pacientes a llevar a cabo conductas que, si bien reducen la ansiedad a corto plazo, contribuyen a perpetuar las obsesiones.

  1. Cuando hablamos de obsesiones nos referimos a pensamientos e imágenes recurrentes que, aunque la persona los reconoce como irracionales y producto de su mente, le causan una gran ansiedad. El contenido de éstas está relacionado con la contaminación, dudas repetidas, limpieza, religión, orden, sexualidad, etc.
  2. Por otro lado, cuando hablamos de las conductas que se llevan a cabo para reducir el malestar que las obsesiones producen, nos referimos a las compulsiones. Las compulsiones pueden ser conductas motoras que no tienen que estar relacionadas directamente con la obsesión (lavarse las manos, tocar, acumular, etc.) o acciones mentales neutralizadoras (contar, repasar mentalmente lo que se ha hecho, interpretaciones sobre pensamiento obsesivo para autoconvencerse de que éste no es verdad, etc.)

En realidad, todo el mundo experimenta diariamente una gran cantidad de pensamientos desagradables (relacionados con la sexualidad, religión, enfermedad, orden, etc.) que aparecen de manera automática. A veces provocados por estímulos y situaciones concretas y otras veces que parecen salir de la nada.

Estos pensamientos, muy comunes en la población general, son generalmente considerados como pensamientos sin importancia.  Sin embargo las personas con TOC experimentan un gran malestar y ansiedad ante estos pensamientos que se convierten en obsesiones debido a la importancia que les conceden y a la interpretación catastrofista que hacen de ellos.

Las personas con Trastorno Obsesivo Compulsivo llevan a cabo un sinfín de estrategias para evitar los pensamientos catastróficos que atrapan sus vidas. Buscan argumentos para autoconvencerse de que sus ideas obsesivas no son ciertas y buscan constantemente la manera de eliminarlas de su mente. Sin embargo, para acabar con las obsesiones es necesario aprender a tolerar los pensamientos, exponernos libremente a ellos y no intentar eliminarlos.

Diferentes niveles de gravedad de un TOC

El comienzo del TOC suele ser gradual y, una vez establecido, su curso suele ser crónico y con altibajos.

En los casos más graves podemos encontrar problemas asociados tales como trastorno depresivo mayor, fobia específica, trastorno de pánico, ansiedad generalizada, trastornos de la alimentación, abuso de sustancias y perturbaciones del sueño.  

Cuántos tipos de Trastorno Obsesivo Compulsivo existen

El anteriormente citado David Beckham sufre de un TOC ordenador. Necesita que las cosas estén ordenadas de una determinada manera que puede incluir desde agrupación por color, distribución geométrica, etc.

Toc Ordenador

El TOC que afecta a la limpieza también es bastante común. La obsesión con no contaminarse o contaminar a los demás obliga a las personas que lo sufren a lavarse varias veces las manos antes de comer, usar guantes de látex o lavar las toallas en cuanto se usan.

El temor a causar un desastre puede hacer que las personas que paceden un TOC verificador tengan que comprobar que han apagado la vitrocerámica varias veces antes de salir de casa. Incluso pueden volver de la calle para chequear que no se han dejado ningún electródoméstico encendido.

Los hay que también necesitan repetir un número determinado de veces una pregunta o cualquier actividad. Por ejemplo, sacar y meter del bolsillo el móvil antes de contestar una llamada. Se trata de un TOC repetidor.

Numerales (realizar operaciones matemáticas con todos los números que tienen a su alrededor hasta que obtienen una cifra que tienen para ellos significado), perfeccionistas (tienen fijación en detalles ínfimos en los que nadie más rapara para conseguir la perfección en todo lo que hacen) o supersticiosos (pavor a que si no realizan determinado ritual algo malo pueda suceder a las personas queridas) son otros tipos de TOC.

Causas del TOC

Los estudios llevados a cabo para determinar las causas del TOC no son concluyentes pero se han identificado diferentes factores que contribuyen al desarrollo del trastorno.

Por un lado, parece haber una contribución hereditaria en el TOC que se manifiesta a través de un traspaso del desarrollo del trastorno pero no de una sintomatología específica. Por otro lado, ya desde una perspectiva biológica, se ha podido observar que los ganglios basales y los lóbulos frontales están alterados en los pacientes con TOC. Esto explicaría la activación de determinadas conductas ante ciertas situaciones.

También se sabe que existen experiencias en edades tempranas que predisponen a las personas a desarrollar un TOC. Por ejemplo, estilos educativos familiares basados en la responsabilidad excesiva y en el perfeccionismo, educación moral rígida, formación religiosa que considera que hay que controlar lo que uno piensa y dice, etc.

Síntomas del TOC

Los síntomas presentes en el TOC se pueden estructurar en tres partes:

  1. Síntomas físicos: palpitaciones, opresión en el pecho, temblores, dificultad para respirar, trastornos gastrointestinales, etc.
  2. Obsesiones: imágenes y pensamientos recurrentes que interfieren en la vida de la persona (contenido: sexual, religioso, orden, limpieza, etc.)
  3. Rituales cognitivos: son acciones mentales que la persona lleva a cabo para reducir el malestar que el pensamiento intrusivo le ocasiona. No siempre están directamente relacionados con las obsesiones (contar, repasar, repetir oraciones, imágenes en contra de pensamientos desagradables, etc.)
  4. Compulsiones: conductas motoras que se llevan a cabo para reducir la ansiedad que ocasionan las obsesiones (limpiar, comprobar, etc.)
  5. Conductas de evitación: en muchas ocasiones se evitan determinadas situaciones que facilitan la aparición de las obsesiones
  6. Perfeccionismo extremo
  7. Responsabilidad excesiva

En qué consiste el tratamiento del Trastorno Obsesivo Compulsivo y duración del mismo

El tratamiento de elección para abordar el TOC es la exposición con prevención de respuesta. Este tratamiento consiste en la exposición a aquellas situaciones o estímulos que provocan las obsesiones a la vez que bloqueamos los rituales que la persona lleva a cabo para disminuir su malestar.  

Cuando la persona presenta obsesiones y rituales cognitivos o mentales, es decir, aquellos que están encubiertos, emplearemos el entrenamiento en habituación para exponer a la persona al pensamiento y la detención del pensamiento.

Además se usan técnicas cognitivas para abordar la sobreestimación de la importancia del pensamiento, el perfeccionismo extremo, responsabilidad excesiva, la necesidad de control y certeza y las creencias sobre las consecuencias de la ansiedad.

Es imposible estipular de antemano cuántas sesiones va a necesitar el paciente para superar su problema. Dependerá de la gravedad del mismo y de más factores que el terapeuta irá descubriendo según avance la terapia.


Este artículo ha sido escrito por el Cristina Velasco Moyano
Psicóloga Col. Nº AN07998 de Psicodalia perteneciente al cuadro médico de Verisalud
Ficha y localización de Psicodalia


¿Quieres ahorrar hasta un 30% en psicólogos de tu ciudad?

CONOCE SALUD GLOBAL

Disponemos de más de 760 psicólogos en toda España

Seguro que también te interesa

Guía de limpieza dental definitiva: técnicas, frecuencia y blanqueamiento

+ Leer más

Cómo quitar las estrías rojas y blancas definitivamente con tratamiento y precios

+ Leer más

Cómo eliminar la celulitis de forma definitiva y tratamientos

+ Leer más

Invisalign | Principal marca de ortodoncia invisible, ventajas frente a brackets y otros sistemas

+ Leer más

¿Tienes alguna duda? Déjanos tu comentario

comments powered by Disqus

Más de 600.000 personas usan nuestros servicios