En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te informamos que este sitio Web usa Cookies para su funcionamiento.
Acepto + información
El sitio web www.verisalud.com ha sido desarrollado para una correcta visualización en navegadores moderno. + información
Valora este artículo

Valoración: 3.4 con 14 votos

Terapia sexual como solución a la eyaculación precoz y otros trastornos sexuales

La terapia sexual consiste en un conjunto de técnicas que sirven para intervenir en caso de eyaculación precoz y otras disfunciones sexuales siempre y cuando ésta no esté causada por un problema físico aunque, en algunos casos, también se recurre a ella para complementar la intervención médica.

Cuando una disfunción es tratada con terapia sexual existe un alto porcentaje de probabilidades (sobre un 90%) de que el resultado vaya a ser positivo.

Impotencia, eyaculación precoz o falta de apetito sexual son algunas de las disfunciones sexuales que requieren de terapia sexual a manos de un profesional para solventarlas.

Incidencia de los trastornos sexuales

Un porcentaje significativo de hombres y mujeres en nuestra sociedad padece en algún momento de su vida problemas sexuales. A finales de los 80, la ECA (Epidemiologic Catchment Area) estableció la incidencia de las disfunciones sexuales en un 24%. Es decir, de cada 100 personas en Estados Unidos, 24 sufría de alguna disfunción sexual siendo el diagnóstico más frecuente después del consumo de tabaco.

Lo que este estudio no detallaba era la prevalencia específica de cada disfunción, datos que sí se han podido obtener gracias a estudios recientes. Así, se puede hablar de un 34% de mujeres y un 16% de hombres que padecen un bajo deseo sexual.

En cuanto a los problemas de erección e impotencia, entre un 36% y un 53% de los hombres acuden a consulta por este motivo aunque es la eyaculación precoz el trastorno sexual más común.

Por otro lado, el vaginismo es una de las disfunciones de la que menos se habla y sólo un 5% de las mujeres acude a consulta por este problema.

Los 5 trastornos más comunes que requieren de terapia sexual

  • Trastorno del deseo sexual inhibido o hipoactivo (DSI)
  • Hace referencia a la disminución o ausencia de fantasías y deseo de actividad sexual. Puede estar causado por causas orgánicas (diabetes, problemas endocrinos), consumo de sustancias, disfunción o aburrimiento sexual, etc. Es más frecuente en mujeres. Existen 4 tipos de deseo sexual hipoactivo:

    • Deseo sexual inhibido general o falta de apetito
    • Deseo sexual inhibido selectivo: falta de interés restringida a una persona o tipo de actividad sexual en concreto.
    • Deseo sexual inhibido primario: la falta de interés siempre ha estado presente
    • Deseo sexual inhibido secundario: se suele desarrollar a partir de determinadas experiencias.
  • Trastorno de la erección o pene flácido 
  • También conocido como impotencia, se diagnostica cuando el hombre es incapaz de modo persistente de lograr o mantener una erección hasta la finalización de la actividad sexual.

    El origen del trastorno de la erección puede estar en una causa orgánica (deficiencia hormonal, una lesión neuronal, problemas de próstata, lesiones en el pene, etc.); una causa psicológica (ansiedad y preocupación excesivas); o en el consumo de algún fármaco (antidepresivos, antihipertensivos, tranquilizantes) o alcohol.

  • Trastorno orgásmico femenino
  • Se refiere a una demora o ausencia del orgasmo después de una fase de excitación normal teniendo en cuenta la edad de la mujer, la experiencia de ésta y la adecuación de la estimulación.

    Las causas de este tipo de trastorno pueden ser orgánicas (diabetes, carencias hormonales, infecciones pélvicas, etc.) o psicológicas (inadecuada educación sexual, rigidez sexual o puritanismo, primeras experiencias traumáticas, etc.)

  • Eyaculación precoz
  • Consiste en una eyaculación con una estimulación sexual mínima, antes, en el momento o poco después de la penetración y antes de lo que desearía la persona.

    Es poco frecuente que la eyaculación precoz se produzca por causas orgánicas pero la prostatitis o la esclerosis múltiple pueden favorecer su aparición. Lo más frecuente es que esté causada por una conducta aprendida por el hombre al llevar a cabo interacciones sexuales en situaciones de alta ansiedad y/o con urgencia.

    Existe una relación directa con la edad cronológica del paciente.

  • Dispareunia
  • Es un dolor persistente o recurrente asociado con la relación sexual (en el hombre o en la mujer) que no está causado exclusivamente por la falta de lubricación.

    En la mayoría de los casos la causa es psicológica. Ya sea por un reflejo aprendido o condicionado en una situación anterior en la que se ha asociado una experiencia de dolor a una situación de relación sexual o por una educación que culpabiliza las relaciones sexuales.

 Qué hacer si tienes síntomas

Si presentas síntomas relacionados con algún problema sexual es recomendable:

  1. No tomar medicación sin prescripción médica.
  2. Acudir al médico para descartar que el problema sexual pueda estar causado por algún medicamento o cualquier alteración orgánica (alteraciones hormonales, problemas neurológicos, etc.)
  3. Pedir ayuda a un psicólogo o sexólogo lo antes posible. Los problemas sexuales se tratan con éxito, pero si dejamos que la falta de deseo se instaure en la pareja cuesta mucho más erradicarlos. Además, trabajar con ambos miembros de la pareja hará posible un progreso más eficaz y duradero en la terapia sexual.

Cómo te puede ayudar una terapia sexual a ser más feliz

Las terapias sexuales han mostrado unos resultados muy satisfactorios. El objetivo prioritario es restablecer el bienestar y la satisfacción sexual de ambos miembros de la pareja. En este bienestar es muy importante cómo la persona percibe y valora su actividad sexual.

La terapia sexual proporciona los siguientes beneficios:

  1. Mejorar el conocimiento de la pareja sobre las características sexuales, el ciclo de la respuesta sexual y diferencias de género en las experiencias y preferencias sexuales.
  2. Conseguir que la pareja identifique y tome consciencia de sus propias sensaciones corporales, tanto sensuales como genitales, mediante episodios de exploración alternada del cuerpo de la pareja y caricias mutuas.
  3. Comprender que una buena relación sexual no puede darse en cualquier situación, deben prepararse las condiciones que la faciliten (un ambiente relajado y agradable)
  4. Mejorar la comunicación de la pareja. Las dificultades en la comunicación pueden ser consecuencia del problema sexual o la causa de éste.

Además, existen numerosos estudios que revelan que una actividad sexual sana tiene numerosos beneficios para la salud: Analgésico natural, aleja el estrés y la depresión, protege problemas cardíacos en las mujres y de cáncer de próstata en los hombres, ...

Cuánto puedo ahorrar en mi terapia sexual con Verisalud

Verisalud Salud Global ofrece a sus clientes descuentos de hasta el 30% en psicólogos y terapia sexual. Por un coste de 3€ al mes podrás beneficiarte además de importantes descuentos en los más de 20.000 profesionales que forman nuestro cuadro médico y que engloban hasta 70 especialidades: dentistas, psicólogos, fisioterapeutas, logopedas, alergólogos, traumatólogos, centros de belleza y depilación láser, etc.


Este artículo ha sido escrito por el Cristina Velasco Moyano
Psicóloga Col. Nº AN07998 de Psicodalia perteneciente al cuadro médico de Verisalud
Ficha y localización de Psicodalia


¿Quieres ahorrar hasta un 30% en psicólogos de tu ciudad?

CONOCE SALUD GLOBAL

Disponemos de más de 760 psicólogos en toda España

Seguro que también te interesa

Guía de limpieza dental definitiva: técnicas, frecuencia y blanqueamiento

+ Leer más

Cómo quitar las estrías rojas y blancas definitivamente con tratamiento y precios

+ Leer más

Cómo eliminar la celulitis de forma definitiva y tratamientos

+ Leer más

Invisalign | Principal marca de ortodoncia invisible, ventajas frente a brackets y otros sistemas

+ Leer más

¿Tienes alguna duda? Déjanos tu comentario

comments powered by Disqus

Más de 600.000 personas usan nuestros servicios