En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te informamos que este sitio Web usa Cookies para su funcionamiento.
Acepto + información
El sitio web www.verisalud.com ha sido desarrollado para una correcta visualización en navegadores moderno. + información
Valora este artículo

Valoración: 2.9 con 35 votos

Hernia discal: causas y tratamiento sin necesidad de operaciones

Hablamos de  hernia cuando una parte de un órgano del cuerpo se desplaza fuera de la cavidad que lo contiene. En el caso de las hernias discales, lo que se desplaza es el disco intervertebral.

Este disco, compuesto por una zona central que se denomina núcleo pulposo y un anillo fibroso que rodea a este núcleo, es el que amortigua el peso y estabiliza los movimientos entre vértebra y vértebra.

Cómo se produce una hernia discal

La hernia discal se produce cuando el núcleo pulposo se desplaza posteriormente debido a la degeneración del anillo fibroso del disco intervertebral, llegando incluso a salir del espacio intervertebral, y se convierte en un fragmento libre en el canal raquídeo.

Esta afección suele estar asociada a degeneración vertebral, sobreesfuerzo físico o traumatismos.

Las cargas mal distribuidas entre los discos desembocan en desgaste y degeneración de los mismos y pueden llegar a causar esta herniación si se prolongan en el tiempo.

Como consecuencia de este desplazamiento, el disco comprime la médula espinal o alguna raíz nerviosa que sale de la médula espinal y es precisamente esta presión en nuestras estructuras nerviosas la que provoca el dolor e incluso un déficit propioceptivo y sensorial o parestesias de distintos grados.

La gran mayoría de casos de hernia discal se localizan en los discos intervertebrales lumbares L4-L5 y L5-S1 y en las cervicales. Con menos frecuencia, también se pueden dar las hernias discales torácicas.

Cuándo es recomendable operarse de una hernia discal

Antes de pensar en la intervención quirúrgica se debe comenzar tratamiento con métodos conservadores - farmacológicos, fisioterápicos, etc. - y en caso de que no surtan efecto es cuando se considera necesaria la cirugía. Aun así, la mayoría de los pacientes reaccionan bien a los citados tratamientos convencionales.

Se puede optar por una intervención quirúrgica cuando se dan las siguientes condiciones:

  • Los tratamientos no quirúrgicos no han conseguido mitigar el dolor del paciente durante 3-4 meses y la sintomatología continúa empeorando.
  • El dolor es agudo en tal grado que inhabilita a la persona para desarrollar una vida normal.
  • Se producen síntomas de afectación grave de los nervios (neuropatía) como debilidad o adormecimiento en las piernas o brazos, e incluso problemas con el control de los esfínteres.

En cualquier caso, para conseguir los mejores resultados a largo plazo la cirugía siempre se debe acompañar antes y después de una preparación de la musculatura y de tratamientos fisioterápicos selectivos, para que la recuperación sea menos costosa y más efectiva.

Tratamiento fisioterapéutico para la hernia discal

Los tratamientos fisioterápicos más utilizados son:

  • Trabajo de potenciación y estiramientos musculares selectivos
  • Fortalecer y favorecer la elasticidad de la musculatura de la espalda y del abdomen sirve para potenciar la estabilidad de la columna y evitar el sufrimiento discal.

  • Masaje de la musculatura afectada
  • Trabajo manual que activa la circulación y relaja la musculatura, eliminando la tensión y contracturas.

  • Electroterapia antiálgica Tens
  • Aplicando corrientes activamos la microcirculación y disminuimos la inflamación a la vez que estimulamos la producción de endorfinas.

  • Termoterapia: Infrarrojos, Microondas, etc.
  • El calor se utiliza para lograr un equilibrio en el flujo sanguíneo y cuando se consigue el balance deseado, la sangre envía a los tejidos el oxígeno necesario extra y los nutrientes que los mismos necesitan

  • Magnetoterapia
  • La magnetoterapia (aplicación de campos magnéticos), crea un efecto relajante de la musculatura y activa la circulación y la osteogénesis (en el caso de osteopenias u osteoporosis)

  • Reeducación postural y ergonomía
  • Una buena higiene postural es fundamental en el proceso de la hernia: tanto para evitarla, como para no favorecerla o empeorarla.

  • Punción seca
  • Tratamiento de puntos gatillo o puntos más dolorosos de la musculatura que se activan con el exceso de tensión muscular.

  • Kinesiotape
  • Aplicación de vendaje neuromuscular que mejora la circulación vascular y linfática y tiene un componente propioceptivo.

Beneficios del tratamiento fisioterapéutico de la hernia discal

Los beneficios que se consiguen con el tratamiento fisioterapéutico son activar la circulación (vascular y linfática), relajar músculos y eliminar contracturas y exceso de tensión, movilizar las articulaciones, fortalecer la musculatura, estabilizar la columna, distribuir mejor las cargas, etc.

Podemos afirmar que los beneficios de la fisioterapia en el tratamiento de las hernias discales no sólo están enfocados al alivio del dolor sino a mejorar la calidad de vida de las personas que sufren de esta dolencia y a evitarla o no empeorarla. Unas sencillas indicaciones sobre la realización de actividades de la vida diario y mantener la musculatura fuerte pueden afianzar los resultados del tratamiento.

Cuántas sesiones son necesarias para tratar una hernia discal

El número de sesiones necesarias varía en función de la gravedad de los síntomas y de la evolución de la patología.

Las primeras sesiones van enfocadas a disminuir o eliminar el dolor y las posteriores a dar elasticidad, fortalecer y mantener la musculatura preparada y prevenir su aparición.

Las sesiones para remitir los síntomas se harán de una forma más continuada y frecuente durante las primeras semanas (2-3 sesiones por semana) y una vez haya remitido el dolor podemos espaciar las sesiones a una semanal, quincenal o incluso mensual sin olvidarnos de mantener una buena práctica de higiene postural y de prevenir los esfuerzos en nuestra vida diaria.

Cómo ahorrar hasta un 30% en tu tratamiento de fisioterapia

Verisalud Salud Global ofrece a sus clientes descuentos de hasta el 30% en tratamientos de fisioterapia. Por un coste de 3€ al mes podrás beneficiarte además de importantes descuentos en los más de 20.000 profesionales que forman nuestro cuadro médico y que engloban hasta 70 especialidades: dentistas, psicólogos, fisioterapeutas, logopedas, alergólogos, traumatólogos, centros de belleza y depilación láser, etc.


Este artículo ha sido escrito por Mª Ángeles Gutiérrez Gambín
Fisioterapeuta colegiada nº213 de Centro Polivalente de Fisioterapia, Traumatología, Logopedia y Psicología VITALICE perteneciente al cuadro médico de Verisalud
Centro Polivalente de Fisioterapia, Traumatología, Logopedia y Psicología VITALICE


¿Quieres ahorrar hasta un 30% en fisioterapeutas de tu ciudad?

CONOCE SALUD GLOBAL

Disponemos de más de 1148 fisioterapeutas en toda España

Seguro que también te interesa

Guía de limpieza dental definitiva: técnicas, frecuencia y blanqueamiento

+ Leer más

Cómo quitar las estrías rojas y blancas definitivamente con tratamiento y precios

+ Leer más

Cómo eliminar la celulitis de forma definitiva y tratamientos

+ Leer más

Invisalign | Principal marca de ortodoncia invisible, ventajas frente a brackets y otros sistemas

+ Leer más

¿Tienes alguna duda? Déjanos tu comentario

comments powered by Disqus

Más de 600.000 personas usan nuestros servicios